Club San Martín: Personas Jurídicas informó que la asamblea de hoy no se puede hacer

La actual conducción del club, criticada por un grupo de exsocios,  exdirigentes, exjugadores y vecinos por irregularidades y falta de servicios a la comunidad, convocó a una asamblea pero el organismo oficial le comunicó que no tendrá validez.

La presidenta del  Club San Martín, Beatriz Loyola convocó a una asamblea ordinaria para el 31 de marzo con el fin de tratar de normalizar un club que debe los balances 2016, 2017, 2018, 2019 y 2020, pero la Dirección de Personas Jurídicas les informó que no será considerada válida porque en el organismo tramita un expediente iniciado por la agrupación “La ‘89”.

En esa asamblea la conducción cuestionada por no cumplir con los fines establecidos en el estatuto y hasta la posible venta de parte de sus instalaciones, busca regularizar la situación y no perder el manejo del San Martín.

En el orden del día aparece como destacado la “lectura y consideración de Memorias, Estados Contables e Informes de los Revisores de Cuentas, correspondientes a los Ejercicios Económicos cerrados al 31/12/2017, en virtud de que el presentado y tratado en Asamblea 28/07/2018 fue desaprobado por la Dirección”; “lectura y consideración de Memorias, Estados Contables e Informes de los Revisores de Cuentas, correspondientes a los Ejercicios Económicos cerrados al 31/12/2018, 31/12/2019 y 31/12/2020; y “renovación total de Autoridades”.

Expediente

El Director General de Superintendencia de Personas Jurídicas y Registro Público de Comercio del Gobierno de La Pampa, Guillermo Rubano, le dijo a Plan B Noticias que “la conducción comunicó la convocatoria de la asamblea, a la que desde acá se les anexó el pedido de una comisión normalizadora y  se les ha comentado que no se puede hacer porque hay una ‘litis pendencia’”

El funcionario se refiere al expediente iniciado por las denuncias de La ’89 y no se pude avanzar hasta que no se resuelva esa situación. “Ellos no pueden realizar esa asamblea. Si llegan a presentar lo que surja de ella, les vamos a decir que no es eficaz en el marco de dos expedientes distintos”, dijo.

Aclaró que “en teoría ellos son las autoridades vigentes y estaban en condiciones de convocarla. Eso sería así en el marco de la normalidad de la institución, pero en este caso están en un proceso y defendiéndose en un expediente por un pedido de comisión normalizadora”.

“Se les comunicó que deberían esperar a que nosotros resolvamos, para lo que hay tiempos legales y podría ocurrir a mediados de abril. La realidad es que ellos han pedido la asamblea y les dijimos que la tienen que suspender”, afirmó Rubano.

“No es el momento y el tiempo hasta que lo resolvamos”, enfatizó.

Irregularidades

El funcionario contó que “hasta 2016 tiene el balance aprobado, 2017 y 2018 hicieron la última asamblea, donde trataron balance 16 y 17, renovaron autoridades que llegaban hasta 2019 y tenían que renovarlas en 2020, pero no lo hicieron por la pandemia. De todas maneras, por omisiones formales, que arrastraban mal un número del balance de 2016 y 2017, esos balances han sido observados por esta dirección”.

Respecto de la situación agregó que “se ve que vida deportiva no la tiene, no tiene equipos de fútbol, de básquet”, enumeró.

“La realidad del club es que se debe establecer si presta un servicio a la comunidad y cumple con la función social. Después, si se vendió o no se vendió el predio, es una cuestión más privada del club y de los vecinos, pero eso es una investigación que no corresponde a la vía administrativa”, añadió Rubano sobre la posible venta de parte del predio de lo que fue “la Quinta de las Monjas”.

“En las presentaciones que han hecho no tienen declaradas las sedes. Al menos formalmente. En su momento estaba el de la Alberdi y la Dante Alighieri y nunca estuvo el de Las Monjas. Pero en el 2016 ya no estaba tampoco la sede de la Villa y en el 2017 tampoco estaba”, contó el Dirección General de Superintendencia de Personas Jurídicas y Registro Público de Comercio.

Por último afirmó que “está la queja genuina y entendible de la agrupación, sean o no sean socios, que se ve que la institución no presta servicios a la comunidad y al barrio”.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *