Ser físicoculturista en tiempo de pandemia y no desviarse del objetivo

El físicoculturismo como todos los deportes tiene sus particularidades. Matías Ortega entrega sus apreciaciones al respecto.

El físicoculturista de Realicó, afincado en Quetrequén, Matías Ortega comenta como llevar adelante la actividad cuando no hay un calendario de competencia.

“Puede ser sobre fin de año si lo permite la pandemia, aunque todavía es muy incierto”, evalúa Matías.

Remarca que “este deporte involucra las 24 horas del día, los 7 de la semana y los 365 del año. Te levantas con culturismo y te  acostas con culturismo. Es un estilo de vida”, sentencia.

Matías que practica hace 20 años considera que “para los deportistas que competimos todo el año, el virus no ha complicado de verdad el calendario”.

Detalló que “llevo un plan alimentario acorde a las expectativas de competir; estoy en la etapa de volumen donde se busca ganar tamaño muscular con comidas limpias para la fase de definición. Bajar los kilos, afinarlos y pegar la piel a competencia”.

En ese sentido, del deportista norteño precisó que “estoy haciendo de 6 a 8 comidas diarias y doble turno de entrenamiento con una hora a la mañana, otra a la tardecita y un cardio de 45 minutos todos los días, totalizando tres horas. Latente a cualquier cambio, ya que en esta temporada iba por el título mundial. Actualmente soy el Top 2 en mi categoría. Pretendo obtener el carnet profesional para validar la condición de atleta Pro. Todo se truncó, pero seguiré trabajando para encarar estos objetivos cuando el tiempo lo permita”, concluyó.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *