Cuando el mejor tenista argentino se quedó con el US Open

Ayer se cumplió 43 años de Gillermo Vilas consiguió una de las victorias más importantes para el tenis argentino. Fue cuando derrotó al estadounidense Jimmy Connors por 2-6, 6-3, 7-6 (7-4) y 6-0, y se quedó con su segundo Grand Slam.

 

El camino hacia la final fue más sencillo de lo previsto: 6-1 y 6-0 ante el español Manuel Santana; 6-3 y 6-3 frente al local Gene Mayer; y doble 6-3 contra el peruano Víctor Amaya en tiempos donde los partidos de primera instancia se jugaban al mejor de tres sets.

 

En octavos de final, Vilas dejó en el camino a otro español: José Higueras. Y fue otra paliza: 6-3 y 6-1 para meterse entre los ocho mejores. En cuartos, «Willy» venció sin atenuantes al sudafricano Raymond Moore por 6-1, 6-1 y 6-0. Llegó la semifinal, que también ganó pero no con tanta facilidad: 6-2, 7-6 (3) y 6-2 frente al estadounidense Harold Solomon. La final contra Connors fue la frutilla del postre para un torneo brillante.

 

El periodista Juan José Moro estuvo en Nueva York y fue testigo del título que obtuvo Vilas: «Ganó el torneo porque siguió simplemente con su línea de tenis que tuvo en todo ese año. Llegó invicto y lo mantuvo. El Abierto de Estados Unidos le dio fuerzas porque después ganó dos veces en Australia. Ese triunfo, indudablemente, le dio una preponderancia extraordinaria y un ánimo tan grande y una fe que le hizo ganar al propio Connors otra vez en la revancha, jugada posteriormente en el Masters en el Madison Square Garden»,

 

«El US Open marcó su carrera, sin duda. Ubicar a Vilas en algún lugar a nivel mundial es muy difícil. Primero porque no se pueden hacer comparaciones, el deporte cambió, a partir del 77 fue otro deporte y se fue acrecentando y ahora en los últimos años es un tenis muy violento, muy de fuerza y estado físico. Yo a Vilas lo coloco como un innovador, que lo fue, un pionero. Tuvo varios hitos. Por ejemplo fue el primero en llevar un preparador físico, Juan Carlos Belfonte, que también trabajaba con Borg», recordó Moro.

 

En cuanto al juego, Moro destacó que Vilas «fue un creador a la hora de jugar a los ángulos. Las canchas tuvieron que abrirse, incluso. Había que agrandar los costados, dejar un espacio a los costados, porque antes se jugaba más paralelo, más recto. Vilas fue un todo»

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *