A 35 años del campeonato bisagra de Cesto

Por Daniel Wilberger.

Un día como hoy, hace 35 años cayó el telón del Campeonato Argentino de Pelota al cesto “La Pampa 1985”.

Fue el domingo 27 de julio de 1985 en el gimnasio del Club Estudiantes de Santa Rosa colmado, desbordado por la presencia de más de 3.500 espectadores. La presencia mutitudinaria de la familia pampeana marcó claramente que se trataba de un gran evento en casa, pero además acompañando a la disciplina deportiva que históricamente quizás le haya dado más satisfacciones al deporte de La Pampa.

El certamen se constituyó en el último de la disciplina Pelota al Cesto y fue celebrado del 21 al 27 de julio con sede en Santa Rosa y subsede en General Pico.

Fue una semana a pleno de pelota al cesto vibrando en cada uno de los recintos donde su puso de manifiesto el derroche de generosidad física y talento de las jugadoras representando a numerosas provincias de nuestro país.

No cabían dudas, La Pampa era el epicentro nacional de Pelota al Cesto.

Tiempos, días, horas, momentos de poner alma, corazón y vida, en un juego que para los no seguidores parecía anodino y para los entendidos despertaba encendidas pasiones, y que en definitiva cuando hay que alentar al local no importa si conoces el reglamento o a todas las jugadoras, gritas, sufrís, lloras, saltas y te abrazas con quien sea que esté a tu lado para celebrar una victoria o para contener la tristeza de la derrota.

Los equipos de La Pampa despertaron todo eso y más, la gente en las gradas y de pie, aplaudían, alentaban a los elencos de Infantiles (dirigido por Julia Allende), de Cadetas (con Alicia Bretón como técnica) y al de Mayores (dirigido por Oscar “Zurdo” Nuñez).

El equipo de «las pequeñas» abrió el fuego de la jornada final y resultó Subcampeón vencido por el rival de todos los tiempos, Capital Federal. Varias de aquellas niñas luego fueron campeonas en 1988 y 1990 en categoría cadetas y en el 2003 en mayores.

El domingo 27 de julio mucha gente no pudo ingresar por falta de espacio en el “Coliseo Celeste” pero igualmente el grito pampeano de CAMPEONAS!!! se escuchó con fuerza.

Aquel equipo de categoría Cadetas que venció en la final a Capital Federal enloqueció a la gente que alentó sin cesar. En el segundo turno de la programación, el equipo dirigido técnicamente por la «Rusa» Alicia Bretón no tuvo fisuras, fue sólido en todas sus líneas e hizo sacudir el cemento del gimnasio de la calle Moreno. Noche de gloria. Festejo interminable. Recuerdos imborrables.

Para el tercer turno quedó el plato fuerte, si es que se pudieron distinguir en los tres servidos en la cancha aquella tardecita noche del invierno del 85.

La histórica final de categoría mayores fue protagonizada por La Pampa y Capital Federal, rivales de toda la vida en la cancha que fuere y también con duelos mano a mano entre las jugadoras más experimentadas de una y otra Selección. Hubo entrega total de las jugadoras ante la multitud que vio caer de pie al equipo dirigido por Oscar «Zurdo» Nuñez y le brindó el gran reconocimiento, como debía ser. El título se lo llevó el jerarquizado equipo de Capital Federal.

LOS TESTIMONIOS A 35 AÑOS

“Aquel Campeonato fue inolvidable, convivimos una semana las tres categorías de la Selección Pampeana juntas, lo veíamos con tristeza y alegría porque se nos iba pelota al cesto y llegaba el cestoball, pero valió el cambio” destacó “Tuchy” Chirino, a 35 años de aquella gran final de infantiles.

Mónica Martín recordó que “fue mi primer Argentino, mi primera final, tenía 12 años, llovía mucho, el suelo de baldosas estaba todo mojado, y la cancha llenísima de gente, fue inolvidable. Teníamos un gran equipo, muy federal con chicas de todos los clubes, con mucha garra y muy unidas”.

Marcela Moya, la más pequeña de aquel equipo dijo que “recuerdo mucho frío y humedad, el Club Estudiantes colmado, gente afuera, cuando llegamos había cola de más de una cuadra para ingresar. Nuestras caras de nenas, loas nervios antes de jugar la final, y en la entrega de premios cantamos una canción repudiando el cambio de las reglas con la llegada del cestoball. Mas allá de los resultados, todas mis experiencias con cesto han sido gratas”.

Fue en julio de 1985. La Pampa jugó tres históricas finales ante Capital Federal. Los equipos pampeanos tuvieron jugadoras con actuaciones consagratorias ante miles de espectadores. Momentos inenarrables.

No me la contaron, estuve ahí para verlo y escribirlo. Gracias a Dios y a la vida.

A partir del 1º de enero de 1986 cambiaron las reglas y la añeja e histórica pelota al cesto se convirtió en el actual cestoball con despegue mundial. Historia y presente para próximos capítulos.

Fotos: Alberto “Turco” Algassi y “Fotos Fernández”.

1 comentario en «A 35 años del campeonato bisagra de Cesto»

  1. Rebeca acst melnik

    Que maravilla pRacrecrdar. Jugué pelota al cesto para macabi durante vario años. Mí última entrnadoracfue titabacsicoa que había sido jugadora de primera en San lorenzo.partidos de rompe y raja contra beba y grandes emociones.el deporte me dio calidad humana,me enmarcó y me mostró quemó se pueden tomar atajos. Gran educación. Agradezco a mis padres que de chiquita me inscribieron al club. Solondespues mia18 comencé a volar afuera. Gracias apagues. A mis papás y al deporte.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *