Aprovechemos el momento para encontrar nuestra mejor versión

Por Gabriela Pasquettín (Lic en Psicología. MP 115. Especialista en Psicología Deportiva ME 7).

Siempre escuchamos hablar que el fútbol es como la vida, que cada uno resuelve adentro de la cancha igual que lo hace en su propia vida con cada cosa que se le presenta.

Hoy es al revés…Estamos en una situación de crisis sanitaria, incertidumbre, desconocimiento de lo que se viene, pocas posibilidades de preveer y muchas indicaciones de prevención… y es acá cuando debemos resolver en la vida misma, como lo hacemos en la cancha.

Ir resolviendo con las herramientas que tenemos a mano.

Quedarnos en casa, con cataratas de información sobre el virus, aislados, con más tiempo para pensar, entrenando solos y fuera del ámbito habitual son situaciones que generan más ansiedad y en algunos casos angustia.

La ansiedad sobre todo porque están las ganas de jugar, el miedo a perder la preparación física realizada hasta acá, la incertidumbre de no saber “hasta cuándo”… pero no nos olvidemos de la capacidad de adaptarnos!!

Así como hay que adaptarse a las situaciones que nos presenta el partido y resolverlas, ahora nos adaptarnos a cuidar la salud.

En la cancha es pelota a pelota, hoy es día a día.

Ante todo priorizamos la salud, nos cuidamos… pero también combatimos esas emociones negativas que pueden aparecer mientras tanto.

Para evitar que esa ansiedad aparezca o aumente hay que mantenerse ocupado y organizado.

No dar a la mente demasiado tiempo para divagar, ni estar atentos exclusivamente a las novedades asociadas al coronavirus. Respetar las medidas de prevención que se han difundido sin obsesionarse por noticias al respecto, sino aprovechar este tiempo para responsabilizarnos cada uno de cuidarnos sin cortar los entrenamientos…

Que sea una oportunidad de tener tiempos de descansar un poco más, mientras no dejamos de fortalecernos física y mentalmente.

Aprovechar a leer, mirar televisión o videos relacionados con los entrenamientos recientes.

Centrarnos en los objetivos a corto plazo para focalizar en el día a día.

Compartir entre compañeros, sacarnos las dudas con los entrenadores y seguir apoyándonos entre todos vía on line.

Si es necesario, comunicarse con la psicóloga del club.

La idea es ocuparnos de las cosas que se nos presentan, cuando se nos presentan… Ocuparnos, no preocuparnos!

Ocuparse es resolver en el momento, según lo que la situación amerita.

Preocuparse es pensar en cómo podría resolver algo que no sé si ocurrirá.

Por ende Ocupémosnos!!

Y aprovechemos este momento para encontrarnos con nuestra mejor versión!!

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *