“El Pro Vida es un espacio social importante, ya que para la gran mayoría de los chicos son sus vacaciones”

En el marco del Plan Pro Vida Verano, se desarrollan actividades en las localidades de Caleufú y La Maruja, donde participan más de 100 chicos.

Ambas localidades fueron visitadas por los funcionarios del Ministerio de Desarrollo Social a fin de establecer contacto directo con los referentes a cargo de las distintas actividades que, en el marco del Plan Pro Vida Verano 2020, se desarrollan diariamente. La tarea no sólo se acota al monitoreo de la programación, sino también para corroborar el estado de las instalaciones donde se cumplen.

En la localidad de La Maruja se dialogó con el profesor Leandro Schieda y la docente Andrea De Aureli, intercambiando criterios respecto al funcionamiento de la colonia y de las actividades cotidianas corroborando el óptimo cumplimiento de las premisas y pautas que, respecto a alimentación saludable durante el refrigerio de los chicos, se deben respetar para cuidado de los mismos.

En Caleufú el panorama fue similar y los funcionarios fueron recibidos por la secretaria de Coordinación y Planificación, Adriana Beatriz Taberne quien los acompañó hasta el predio donde se encuentra ubicada la pileta de natación. Enzo Monteiro, en representación del Ministerio, aseguró que en las 2 localidades “el programa está funcionando bien” y que, al igual que en casi la totalidad de las sedes, se nota un incremento del número de chicos asistentes. En esa línea, agregó que en cada uno de los predios visitados, «se pueden desarrollar normalmente distintas actividades, con la posibilidad de disponer de varios espacios para las prácticas al aire libre y un Salón de Usos Múltiples para utilizar en caso de inclemencias climáticas.

Adriana Taberne, secretaria de Coordinación de la Municipalidad de Caleufú, destacó la gran participación de chicos indicando que la convocatoria para este año «fue excelente y se nota en cada actividad que desarrollan los chicos. Creo que el (Plan) Pro Vida es un espacio social sumamente importante, ya que para la gran mayoría de los chicos son sus vacaciones”, consideró. La funcionaria destacó la gran expectativa con que -este año- se organizaron las actividades “apostamos fuertemente a este espacio, siempre remarcamos a quienes trabajan que es el reflejo de lo que le podemos ofrecer en el verano a los chicos de nuestro lugar, por lo que exigimos que cada uno ponga lo mejor de sí para la atención y contención de los chicos”, enfatizó.

La coordinadora del Pro Vida en La Maruja, Andrea De Aureli, indicó que la estadística local marca una presencia de 160 inscripciones con una concurrencia promedio de 120 chicos. La programación diaria comienza a las 9 con un desayuno saludable para luego continuar con diversas actividades deportivas y recreativas hasta llegar a uno de los momentos más esperados por los chicos: las actividades en el natatorio.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *