Speluzzi con mayor acierto es el campeón de la Liga Municipal

En Colonia Santa María todo resultó una fiesta desde el principio hasta el final. No era para menos. Se jugaba la finalísima de la Liga Provincial de Fútbol Municipal.
Con ese clima, el equipo de Speluzzi fue mas efectivo a la hora de la interminable e histórica serie de penales, y hubo vuelta olímpica para los visitantes ante la Colonia que cayó de pie pero no tuvo consuelo.
Bajo el cielo mas grande del mundo, bajo el mismo sol, mas de 600 personas ocuparon los cuatro costados del coqueto campo de juego, vestido con sus mejores galas para la ocasión.
Autos, camionetas, camiones, colectivos de distinto porte, varios de la casa y de la zona, y muchos otros que atravesaron las rutas de La Pampa para llegar hasta la Colonia alemana situada a 117 kilómetros al sur de Santa Rosa.
La globa del Gobierno de La Pampa (organizador del certamen) constituyó el arco del triunfo por donde pasaron los protagonistas al ingresar y salir del campo de juego, y bajo el cual se hizo la entrega de premios.
El colorido de los banner institucionales, el servicio de cantina, los bombos y redoblantes, las palmas batidas, las banderas y estandartes, las bengalas con su humo policromático, las voces disfónicas de tanto alentar. Las mujeres y los hombres, los niños y la familia presentes. Por eso La Liga Provincial de Fútbol Municipal genera participación de jugadores e incluye a la familia.
Nada mas que agregar para darle marco a la jornada que le bajó el telón a esta Liga que le dio protagonismo 1.200 jugadores de 34 equipos y que movilizó a los pueblos y dinamizó la vida de los mismos durante los meses que duro el juego.
EL APERITIVO
La previa arrancó con el aperitivo por el tercer puesto que encontró a Vertiz (Campeón 2018) jugando con Puelén. El resultado final fue 2 a 2 en tiempo reglamentario. Francisco Pellegrino y César Fuentes anotaron para el equipo del norte. Mientras que el equipo del Oeste profundo convirtió por intermedio de Víctor Rebolledo y Sandro Sosa. En la definición por penales, Vertiz ganó 4 a 3 y se quedó con el bronce.
EL PLATO FUERTE
En los aficionados de la Colonia no cabía otra idea que ganar, era lo que transmitían sus jugadores. «La tercera es la vencida», «cebollitas no», «esta vez somos campeones», fueron algunas de las frases oídas al pasar entre tanto movimiento, con el público moderadamente ansioso y nervioso. Era la tercera final a la que accedía el equipo local que no había perdido en todo el certamen. Tenían con que acunar esperanzas.
El primer tiempo no dejó mucho de juego. Muy estudiado como los boxeadores en un ring. Poca profundidad en las acciones y sin mayores riesgos para ambos arqueros. En la segunda etapa, Santa María se animó impulsado por el viento a favor, generó dos situaciones de alto riesgo y Speluzzi devolvió las atenciones. Pero el cero se llevó el protagonismo porque ninguno de los dos equipos lo supo resolver. El arbitraje: impecable.
Llegó el tiempo de los penales . Si algo faltaba para cerrarlo con expectativa. Demasiado para una larga tarde, no apto para cardíacos. Ejecutaron 13 penales cada equipo. Se impuso Speluzzi 11 a 10 y todo fue fiesta para el equipo visitante que dio la vuelta olímpica con su intendente Luis Fredes. Todos aplaudieron de pie. a todos los jugadores por su derroche de generosidad física y jugar a fondo hasta el último instante.
Speluzzi es el campeón Provincial 2019. Fue por penales. Pero estuvo bien. Colonia Santa María digno subcampeón tendrá revancha de la buena al igual que el resto de los equipos en la edición 2020.
LA PREMIACIÓN
El acto de entrega de premios organizado por el staff de la Dirección General de Deportes de la Provincia.
Estuvieron presentes el jefe comunal Serafín Eberhardt con el secretario local Domingo Konrad. Atentos todo el tiempo para que nada faltara. Desde otros pueblo llegaron los titulares de las comunas de Vertiz, Luis Giacomino; de Cuchillo Co, Roberto Cincuneghi; de Puelen, Carlos Llanos; y de Sperluzzi, Luis Fredes. Ellos también se abrazaron y se felicitaron de ser parte de este movimiento popular deportivo que genera la Liga. Programa social deportivo que tuvo sus cimientos allí por el 2005/2006, durante el primer mandato del gobernador Carlos Alberto Verna, y siguió creciendo hasta consolidarse en este presente.
Tras escuchar el saludo y las felicitaciones de Serafín, el anfitrión de la Colonia, se procedió a entregar las copas del cuarto puesto a Puelen; y copas y medallas al tercero, Vertiz; al subcampeón, Colonia Santa María, y el nuevo campeón, Speluzzi.
Hubo premios especiales al goleador del certamen, Emanuel Falcón, de Speluzzi, máximo artillero con 10 anotaciones. A la valla menos vencida, recibida por el arquero Mauricio Lozano, de Colonia Santa María, quien solo debió buscar el balón a las piolas en 7 oportunidades. Anchorena recibió el premio al juego limpio. Y hubo un reconocimiento especial a Mario Rebolledo, director técnico de Puelen, por su trabajo deportivo y su compromiso con la labor social ligada a su trabajo con el fútbol en el Oeste profundo. Lo recibió emocionado de las manos del ex jugador y actual director técnico nacional, José «Topo» González.
Detrás de la cortina, armando y desarmando según el momento, organizando, velando para que todo funcione bien, estuvieron algunos de los integrantes del staff técnico de la Dirección General de Deportes: Gastón Hirtz, Jorge Coria, José «Topo» González, y Pedro Llanos. Atentos con las cámaras, Roberto «Cabezón» Montes y «Tincho» Yantén.
Hubo fiesta en la Colonia Santa María, el plato fuerte lo sirvió Speluzzi y se alzó con la copa del triunfo, la copa de la vida, la copa de la amistad. Abrazos, despedidas, emociones y mas…Demasiadas cosas buenas para el último domingo del invierno pampeano. Cayó el telón. Aplausos de pie!

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *